Email marketing: errores

5 errores comunes del email marketing

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

El email marketing es una de las herramientas más poderosas y que más conversiones consigue. Esto es una realidad contrastada ya por todos los que nos dedicamos al marketing online y también por los miles de empresas que apuestan por este modelo de publicidad. Pero, ¿qué es el email marketing?

Sin saberlo, cada día estás participando en el email marketing. Seguramente, casi a diario recibirás en la bandeja de entrada de tu correo electrónico algunos mensajes promocionales o publicitarios. Pues bien, a la acción de preparar y enviar ese tipo de emails publicitarios se le denomina, email marketing.

A esos mensajes que llegan a miles de millones de buzones de correo electrónico en todo el mundo se les llama newsletters o boletines electrónicos. Normalmente contienen información exclusiva, ofertas promocionales o regalos para los que los reciben. Y para recibirlos es necesario suscribirse. De lo contrario, estaríamos hablando de spam.

Del mismo modo que el email marketing es una herramienta poderosa para conseguir clientes y ventas, usarla de modo incorrecto puede causar el efecto contrario. Así que, aquí te dejo 5 errores comunes que no debes cometer si te decides utilizar el email marketing para relanzar tu negocio.

Error 1: usar Yahoo, Hotmail o Gmail.

El ansia por conseguir resultados a muy corto plazo suele llevar a los principiantes a usar sus propias cuentas gratuitas de Yahoo, Hotmail o Gmail. Esto es un error de fatales consecuencias. Al principio puede parecer inofensivo cuando tu lista de suscriptores es pequeña. Enviar 20 o 30 emails a la vez no suele ser sospechoso para estos servidores.

Sin embargo, cuando se tiene una lista grande de suscriptores, los proveedores suelen detectarlo y te pueden enviar una advertencia para que desistas o, algo peor, cerrar tu cuenta de correo de toda la vida y perder todo tu correo electrónico.

Si quieres hacer email marketing, utiliza proveedores, servidores y herramientas profesionales que están especialmente preparadas y diseñadas para ello. En Internet puedes encontrar algunas de ellas. Y, por supuesto, utiliza buzones de email con el dominio de tu web o negocio.

Error 2: enviar emails a usuarios sin su autorización

Otro error causado por el ansia de conseguir resultados es empezar a enviar emails a usuarios cuyos correos electrónicos ya tengas o los hayas recopilado a través de otras fuentes de terceros o, incluso, hayas adquirido mediante la compra de una base de datos con correos electrónicos. Es decir, enviar emails sin el consentimiento de los destinatarios.

¡Mucho cuidado! En España, el correo electrónico se considera un dato personal y publicarlo, cederlo o venderlo sin la autorización de la persona titular del mismo es ilegal. Esto te puede traer serios problemas. Además, resulta molesto recibir este tipo de emails sin haberlos solicitado, por lo que la mayoría de usuarios que reciben estos mensajes sin su consentimiento se suelen molestar e, incluso, reclamar o hasta denunciar la situación.

Añadiendo a lo dicho, basándome en años de experiencia y en el conocimiento del sector, te aconsejo que no uses esta técnica, ya que, además de poder acarrearte problemas legales, suele tener un éxito de conversión en torno al… ¡0%! Así que no merece la pena.

Error 3: no enviar contenido útil y de calidad

Ya que supongo que te habrá costado conseguir una buena lista de suscriptores, cuídalos enviándoles aquello que esperan y por lo que se suscribieron a tus boletines. No les envíes cualquier cosa. Eso de “enviar por enviar” no funciona. Seguramente se suscribieron porque se interesaron en tus contenidos y les parecían buenos, y eso es lo que esperan de tus newsletters.

Así pues, debes esforzarte en enviarles contenidos que sean interesantes y relevantes para ellos. Que ese contenido que les mandas sea útil, detallado y específico. Debes intentar conseguir que cuando abran tu mensaje y lean el contenido se digan: “Sí, esto me sirve. ¡Qué bien que me suscribí!”

Si no consigues crear contenido para tu newsletter que sea interesante, seguramente verás como tu lista de suscriptores va descendiendo. Los suscriptores suelen darse de baja cuando ya no les resulta útil ni interesante lo que les mandas. Y esos suscriptores ya no volverán.

Error 4: no focalizarte en tu negocio

En ocasiones, el objetivo por crear contenidos útiles y de calidad para los suscriptores hace que se olvide la misión principal de tu boletín electrónico. Estamos de acuerdo en que hay que crear boletines atractivos para los suscriptores. Pero no debes olvidar que tu negocio debe ser el foco siempre de cualquier boletín que envíes.

Así que aprovecha cada boletín para incluir una oferta o promoción a un producto o servicio tuyo, un cupón de descuento o cualquier llamada a la acción que consideres oportuna para conseguir una conversión o una venta. No debes desperdiciar ninguna ocasión para conseguir obtener mejorar tus beneficios. Creo que en esto estarás de acuerdo conmigo.

Pero hazlo de manera sútil y sin agresividad. Aprende a establecer una estrategia en este aspecto para que tus suscriptores no sospechen que tu intención es vender a toda costa y que tus boletines se conviertan en meras comunicaciones publicitarias. Recuerda que una conversión no sólo puede ser una venta: puede ser una suscripción a otro sistema, rellenar un formulario o, incluso, una visita a tu web.

Un truco: ofrece siempre algo gratuito, por muy insignificante que sea. Tus suscriptores te lo agradecerán.

Error 5: no realizar envíos periódicos y frecuentes

Tus suscriptores esperan recibir tus boletines, ya que por eso se suscribieron a ellos. No mantener un contacto frecuente con ellos hará que decidan cancelar su suscripción. Y seguro que no quieres eso. Es más sencillo mantener a un suscriptor que conseguir a uno nuevo, así que no te relajes.

Debes realizar envíos frecuentes y constantes de tus boletines. Establece una frecuencia que puedas llevar: semanal, quincenal o mensual. Más pausada no te la recomiendo, pues los suscriptores se olvidarán de que existes si les envías boletines cada 3 o más meses. Si tienes tiempo, una frecuencia semanal es lo ideal.

Si llega el momento (que llegará) de que te quedas sin contenido de calidad que ofrecerles, es mejor un simple mensaje de “cómo estás” recomendando otros servicios o webs de terceros (que no sean competencia tuya) a no enviar nada. Piensa que el suscriptor está esperando tu mensaje porque ya lo has acostumbrado a la frecuencia de tus envíos. Utiliza estas lagunas creativas que puedas tener para enviar otro tipo de contenidos que sean también interesantes y que no te supongan esfuerzo prepararlos. Recomendar productos y/o servicios de otros también es una buena estrategia que puede abrirte muchas puertas.

Email marketing: mensaje

Existe algún error común más, pero he tratado de exponerte los más comunes que suelen cometer las personas que comienzan con un servicio de envío de boletines electrónicos. Está muy generalizado caer en ellos al principio. A mi también me pasó. Pero con el tiempo y la experiencia verás como los vas solucionando.

Sin embargo, si estos errores se comenten una y otra vez, es muy probable que empieces a perder credibilidad ante tus suscriptores y socios estratégicos, lo que hará que tu lista de suscriptores empiece a bajar y todo el tiempo que has empleado en conseguir tu lista de suscriptores habrá servido para muy poco.

Unos consejos finales: afina y procura ser detallista en tu trabajo teniendo en cuenta las últimas estrategias del mercado, estudiando el nicho de mercado de tu negocio; especialízate en tu actividad, conviértete en un experto en la materia; investiga qué es lo que quiere realmente leer tu audiencia; y, por último, analiza los errores que cometen tus competidores y no caigas en ellos.

5 errores comunes del email marketing
5 (100%) 1 vote

Óscar Domínguez Merino

PROGRAMADOR web de Zaragoza, especializado en OPTIMIZACÍÓN de sitios web y, sobre todo, experto en POSICIONAMIENTO natural de sitios web en los buscadores de Internet. Especializado en Marketing Online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.